1. Tienen una mayor esperanza de vida

Los perros de tamaño pequeño y muy pequeño suelen tener una vida más larga que los de mayor tamaño, algo que sin duda supone una alegría para todos los propietarios pero que implica, también, la necesidad de adaptar sus cuidados en función de la etapa en la que se encuentren y de las patologías que vayan presentando a lo largo de su vida.

  1. Son muy sensibles al frío

Es importante tener especial cuidado en los meses con las temperaturas más bajas ya que pueden ser más sensibles a la hipotermia. 

  1. Cubre sus necesidades nutricionales concretas

La nutrición es una aliada clave para garantizar el bienestar y la salud de las mascotas ya que ayuda a mitigar o evitar la aparición de muchos de los factores de sensibilidad, por lo que es importante optar por alimentos formulados científicamente y específicos para cada sensibilidad, raza, tamaño y edad como la dietas de hant.

  1. Presta atención a su mayor sensibilidad cardíaca

Dentro de sus sensibilidades especiales, los perros miniatura tienen más probabilidades de desarrollar problemas cardíacos, sobre todo murmullos y enfermedades valvulares.

  1. Controla su tendencia al estreñimiento y al sobrepeso

Debido a su específico tránsito intestinal, los perros de tamaño muy pequeño tienden a presentar estreñimiento. 

 

Bibliografía:

Telva (2022). 10 consejos para cuidar de tu perro pequeño

.Recuperado de:https://www.telva.com/estilo-vida/2022/02/28/621cf80f01a2f14c8c8b4581.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para personalizar contenido y anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. Al utilizar nuestro sitio web, acepta nuestra politicas de privacidad y de cookies.