Los gatos son carnívoros estrictos, esto quiere decir que su dieta está basada en carne, debido a que son sensibles a la deficiencia del aminoácido taurina y que tienen necesidades de proteínas muy altas.

La taurina es necesaria para la conjugación de los ácidos biliares y las funciones normales de la retina y el miocardio. Este compuesto está presente en los tejidos de los animales.

En la mayoría de casos de mamíferos, la taurina puede ser sintetizada de otros aminoácidos pero en el caso del gato, su organismo no logra realizarlo de manera adecuada, por lo que es necesaria adquirirla a través del consumo de carne, que cazan cuando se encuentran en estado salvaje o dependiendo de la dieta suministrada por los humanos que lo tienen a su cuidado. 

Según el estudio realizado en 2009, «Enfermedades cardiovasculares adquiridas en el gato: influencia de la nutrición», se ha demostrado que la deficiencia de la taurina puede ocasionar enfermedades como la cardiomiopatía y ceguera en gatos, luego de suspender el consumo de carne en 6 meses para el inicio de ceguera y entre 2 a 4 años para el desarrollo de cardiomiopatía. Asi mismo, se detectó una reducción de la fertilidad en gatos machos y el aumento de abortos y malformaciones en gatos recien nacidos.

Dentro de la carne también podemos encontrar proteínas, las cuales son las encargadas de catalizar las reacciones metabólicas principales del organismos y responsables de la digestión y asimilación de nutrientes, así mismo, son los componentes de las uñas, pelo, tendones, ligamentos, cartílagos y anticuerpos que protegen el organismo.

Actualmente el alimento comercial para gatos incluye taurina y proteínas, necesarias para los requerimientos felinos pero según Chetboul V. y Biourge V. (2009) la taurina se asimila mejor en alimento fresco y húmedo, esto debido a que la flora bacteriana del estómago de los gatos puede absorberla de mejor forma.

Nuestras recomendaciones como expertos en nutrición son:

  • Busca un alimento que pueda cubrir de manera eficiente todos los requerimientos alimenticios de tu gato.
  • Evita el sobrepeso y el uso de carbohidratos en su alimentación, recuerda que es carnívoro.
  • Realiza chequeos anuales con tu veterinario de confianza.

Sí deseas encontrar una mejor opción de alimentación para tu gato, puedes comenzar con nuestra fórmula Pavo+jurel, potenciado con aceite de pescado y espirulina, que ayuda a mejorar sus defensas.

 

Bibliografía:

Risso A. (2016). Conceptos Básicos De Nutrición En Perros Y Gatos. https://ri.conicet.gov.ar/handle/11336/53482

Chetboul V, Biourge V. (2009). Enfermedades cardiovasculares adquiridas en el gato: influencia de la nutrición. https://vetacademy.royalcanin.es/wp-content/uploads/2019/11/Cap-9-Enfermedades-cardiovasculares-adquiridas-en-el-gato-influencia-de-la-nutricion.pdf

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para personalizar contenido y anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. Al utilizar nuestro sitio web, acepta nuestra politicas de privacidad y de cookies.